El sexo de los caracoles: descripción

Bolinus brandaris

Caracol “de pinchos”. Bolinus brandaris

¿Sabíais que los caracoles marinos pueden cambiar de sexo? No es por voluntad o deseo de los animales. Sino de un fenómeno que los investigadores han descrito como Imposex, es decir, de imposición sexual asociada a determinados contaminantes químicos en los sistemas acuáticos.

Sobre todo a partir de la década de 1990, se detectó la aparición de caracteres sexuales masculinos sobre el sistema reproductivo de las hembras de gasterópodos prosobranquis y se asociar este fenómeno a la contaminación por compuestos organometálicos como el tributilo estaño (TBT) , empleado como pintura antiincrustante de algas y crustáceos en los barcos. Este compuesto produce efectos a concentraciones muy bajas (inferior a un nanogramo por litro) y, además, es lipófilo y difícil de degradar una vez liberado al medio. Desde entonces, se ha regulado el uso y se siguen controles legislativos rigurosos.

Os proponemos que analice si las medidas de regulación del TBT que se han tomado han surtido efecto. A partir de una muestra de tornillos del mercado, os facilitamos el protocolo para llevar a cabo una práctica de laboratorio para identificar el sexo de los tornillos y de establecer el índice de Imposex.

¡Compartid vuestros resultados! Serán útiles con los demás alumnos y a la comunidad científica.

Ficha

Práctica en el aula para conocer y evaluar el efecto de la masculinización (Imposex) de los caracoles marinos del litoral catalán. Consiste en realizar un muestreo a partir de una especie que se encuentra en el mercado: el caracol de los pinchos, Bolinus brandaris. Por grupos, los alumnos analizarán el sexo de los tornillos, siguiendo un protocolo.

Objetivos

Alumnado: niveles de ESO y Bachillerato
Conocer la problemática del tributilo de estaño (TBT) y los efectos de masculinización en algunas especies de caracoles marinos (sexo impuesto o imposex)
Evaluar si la introducción de la prohibición de uso del TBT ha permitido mejorar el estado de ‘salud’ de la especie en nuestras costas.

Profesorado:
Fomentar el espíritu de la investigación en el alumnado a través de pequeñas investigaciones
Establecer vínculos entre la investigación científica real y la vida cotidiana del alumnado

Centro educativo:
Conocer la evolución del índice de imposex a medio-largo plazo (4-5 años) haciendo series temporales de recogida y análisis de muestras

Investigadores:
Obtener datos reales procedentes de las muestras analizadas diferentes centros escolares de Cataluña y España
Fomentar el interés de los jóvenes en la investigación en química ambiental y, en general, la sensibilización por las cuestiones del medio ambiente